sábado, 3 de diciembre de 2011

Resumen de Noviembre

De cómo termina un Ciclo más en la academia, las impresiones y amores que me deja. Acerca de mi temor a cambiar. Soledad, melancolía y poco tiempo para reflexionar. Mi primer trabajo. Conclusiones.

Los alumnos de mi salón, que oscilaban entre 40 y 50, apenas llegan a 10. Es la última semana de clases, y en especial me había encariñado con este peculiar grupo.

Lady y su hablar suave, pausado y de recuerdos selváticos; Anthony y su perpetuo pronóstico: “Vas a morir”; Isabel y su habilidad para fingir que te escucha y su frase: “¡Qué horror!”; Bubu y sus recuerdos de Pokemon; Steffanie y su espectro acosador; Heintz, el lechuguino, siempre me cayó bien solo que viene a clases 1 vez a la semana, hubiéramos sido buenos amigos; Sol o Margoth o cómo se llame, es genial, ¡diablos, por qué no la conocí antes! , pero se ve tan encantada con ese desconocido que no quiero tocar violín; Christian y su mirar despreocupado, empieza a alejarse de mí y cuando le dirijo la palabra es cortante, no lo culpo, fui bastante lento y nadie quiere ser pareja de un quedado, o talvez aquella persona con quien “se casó” –según facebook- le dijo que se aparte.

Lo más irónico es que pasado el ciclo no veré a muchos de ellos y no les interesará saber de mi y yo, sin embargo, ya me encariñé. Tonto.

Me he percatado que poco a poco me estoy volviendo impermeable al dolor, a las ofensas, como escamas de piedra, y eso está mal. Lo que hago ahora es encapsular mis problemas, mandarlos al limbo y no pensar en ellos.

Este 5 de diciembre cumpliré 8 meses= 244 días sin sexo, y no sé si eso es bueno o malo. Los recuerdos vuelven sin sentimientos que los acompañen y se van sin reflexión. En eso ayuda mi trabajo: Teleoperador, recabo información y me limito a lo que busco, siempre amable y prudente por más que el interlocutor me mande a la mierda.

Necesito de amigos, ¿dónde están?

3 comentarios:

Damian dijo...

por lo menos chambeas, los amigos de academia duran lo que te dura el ciclo, sea anual o semestral, asi es. Pocos se perduran.
No sueños mucho conmigo que me ilusiono jajajaja.
abrazos, guapo.

Pumara dijo...

espera...




8 MESES SIN NADA DE NADA


que esperas, ponte las pilas.

Jesús dijo...

Esa es la chamba del teleoperador ser muy paciente,yo también lo soy y es muy no sé ¿frustrante?.
Saludos.